Desde hace años se viene hablando de work from home, BYOD y otras palabras anglosajonas que suenan muy bien y que, por suerte, cada vez tienen más repercusión pero ¿estamos preparados para aplicar estos ? Me gustaría profundizar en la prueba que, durante 2 meses, he realizado, intentando trabajar 100% a través del móvil. Sí, es un tanto arriesgado pero te aseguro que los resultados pueden ser sorprendentes. No me adelantaré en las conclusiones, te invito a acompañarme en mi aventura para que tú mismo saques tus propias conclusiones. El objetivo de esta prueba era poder trabajar sin necesidad de un ordenador o portátil. El tiempo de la prueba ha sido de 2 semanas.
Pongámonos en situación: Una tarde maravillosa de un viernes cualquiera, mi Mac se colapsa y se apaga, lo reinicio y, al poco tiempo, sucede lo mismo. Tras varios intentos, concluyo que me es imposible trabajar así. Intento desempolvar un Windows antiguo que tenía por casa, de 11 pulgadas, al que también le comienza a ocurrir lo mismo. Resultado: viernes, 10 de la noche, 0 ordenadores y con una faena que solucionar durante el fin de semana.
Pensando durante esa noche, recuerdo que había visto que mi teléfono móvil, un Samsung S8, tiene una deck station, la Samsung DeX Station, que permite conectarlo a un monitor e incluso ponerle teclado y ratón, convirtiéndolo en un sistema operativo “desktop”. Como no tenía ya muchas opciones un viernes de noche, el sábado busco por Wallapop y consigo encontrar uno cerca mío a buen precio. Llego a casa, lo conecto y comienzo a ponerlo a prueba. Comparto contigo las conclusiones que he podido obtener, haciendo distintas pruebas de funcionalidad y con diferentes objetivos.

Funcionamiento básico

La verdad que, el funcionamiento básico, según conectas el teléfono móvil a al station es increíble, te sorprende la facilidad de conexión, sólo poniendo encima el teléfono, y conectando a la station el HDMI del monitor y el teclado y el ratón. En mi caso, he probado a utilizar tanto un teclado y ratón a través de USB común, como utilizar los propios de Apple a través de Bluetooth, ¡brutal tener conectados 3 dispositivos a la vez! Además, incluye un ventilado que permite refrigerar el dispositivo en caso de que se caliente, algo que, en mi caso, ha ocurrido bastantes veces (he de decir que le he dado bastante caña). Una vez detectado por la station, el móvil cambia su comportamiento, pasando a ser gestionado todo a través del sistema desktop, eso sí, sin cerrar las aplicaciones que teníamos abiertas, simplemente readaptándolas al nuevo sistema (realmente son 2 sistemas operativos distintos, o eso es lo que parece). Muchas aplicaciones funcionan como nativas y, las que no, siguen siendo operativas, aunque las veremos en formato vertical.

Navegar por internet

La experiencia a la hora de utilizar un navegador (en este caso el Chrome) la verdad que es bastante buena, bastante parecida al de cualquier ordenador. El principal problema al que me he enfrentado en este punto es la imposibilidad de hacer scroll con el ratón, teniendo que pinchar en la barra lateral, aunque no podría asegurar si ocurre siempre o sólo es con los ratones que he utilizado (uno usb normal y el otro el nativo de Apple). El navegador permite abrir ventanas nuevas, modo incógnito… tal como se espera que lo haga. Lo mejor de todo, a pantalla completa sin perder calidad y pudiendo alternar entre modo ordenador o móvil. Nota: 8/10. Herramienta uso profesional: Sí

Documentos

Para trabajar con documentos, por defecto Samsung nos ofrece el paquete Office de Microsoft de forma nativa, aunque también podemos utilizar Google Docs. Como en la organización utilizamos toda la Suite de Google, en este caso he elegido la segunda opción. Aquí podríamos decir que la experiencia ha sido menos gratificante. Sí es verdad que se puede trabajar perfectamente con un documento de texto, pero a la hora de copiar y pegar, por ejemplo, no es demasiado sencillo y algunas de las funcionalidades, como pegar una imagen directamente desde la web no están operativas, algo que dificulta la creación de contenido a nivel profesional, aunque para tomar notas y crear borradores sea perfecto. Nota: 6/10. Herramienta uso profesional: No

Presentaciones

Al igual que ocurre con los documentos, las presentaciones muestran carencias a la hora de crear nuevo contenido enriquecido, aunque el modo de presentación es perfecto, incluso para poder editar contenido existente. Nota: 6/10. Herramienta uso profesional: No

Conferencias

Para realizar videollamadas he utilizado Google Hangouts. La experiencia es realmente agradable al poder ver a la otra persona en la pantalla y utilizar la cámara frontal del móvil para mostrar la mía. Nota: 9/10. Herramienta uso profesional: Sí

Programando

La prueba de fuego para cualquier equipo informático es cuando lo queremos usar para programar. Esta tarea requiere de distintos servicios o aplicaciones que ayudan al programador a poder escribir código y ejecutarlo. La verdad, hace tiempo me había planteado pasar todas mis herramientas a la nube pero nunca me había decidido a probarlas. En ese momento, parecía que no tenía otra opción, por lo que me decidí a probar. El principal reto era encontrar un IDE online . Entre las varias opciones, me quedé con codeanywhere. Este IDE online permite integración con los principales repositorios, así como distintas opciones que lo hacen muy interesante, como atajos de teclado, ejecución de ssh, etc. También tiene una app pero no es compatible con el sistema desktop de Samsung DeX. La experiencia de desarrollo es bastante buena, realmente me ha sorprendido, aunque en mi caso particular no he podido poner en marcha la plataforma sobre sus servidores, la limitación de memoria ha impedido que el composer se ejecutase completamente. Una pena. De cualquier forma, sí he podido editar el código y subirlo a git, por lo que a través de SSH, con Juice SSH, después poder descargarlo al servidor y aplicar los cambios. Nota: 8/10.Herramienta uso profesional: Aunque en mi caso no ha sido posible, creo que sería totalmente viable.

Como conclusión a este experimento forzado, podría decir que me ha permitido salir del paso, pero he tenido que invertir más del doble del tiempo necesario para la mayoría de las tareas que he realizado. Aún queda camino por andar, pero estamos cerca. Ha sido una gran experiencia que, espero, pronto se pueda convertir en una realidad.

Y tú, ¿has probado a trabajar desde el móvil?